Mira acá y descubre la historia amorosa de ANGELINA JOLIE es mejor que cualquiera de sus PELICUALAS EN HOLLYWOOD.

Iniciemos con la infancia de Angelina Jolie. Cuando iba al jardín empezó a vivir su desenfrenada vida amorosa; en ese tiempo ella pertenecía a un grupo llamado “Kissy Girl”, que eran niñas que básicamente se dedicaban a besar a otros niños… del jardín infantil. Algo un poco extraño, ¿no?

“Había creado un juego en el que me gustaba besar a los niños para darles mis piojos. También nos quitábamos la ropa. Me metí en un montón de problemas por eso mismo.”         -Angelina Jolie en entrevista con la revista OK!, el año 2007-

Luego, ella fue desarrollando tempranamente su interés por el género masculino. A los 14 años ya tenía un novio, con quien se acostaba en su propia casa bajo el permiso de su madre. Incluso, muchas veces la madre le prestaba su cama para que Angelina estuviera cómoda. Un pequeño detalle: ella vivía en California y en dicho lugar la edad para consentir relaciones íntimas eran 18 años.

 

 

 

Después de dos años con ese mismo novio, decidieron romper y ella encontró consuelo muy rápido, y nada menos que de los brazos de quien era la pareja actual de su madre, con quien se acostó cuando ella tenía 16 años. Después de eso, ella nunca volvió a tener una buena relación con su madre y se alejó de la casa para irse a vivir con su padre, el actor John Voight.

Ya instalada en Hollywood junto a su padre, Angelina conoce al actor ingés Jonny Lee Miller, con quien comparte set en la película “Hackers” (1995) y juntos inician una violenta y sádica relación, que incluía entre otras cosas: automutilación.

“Eres joven, estás borracha, en la cama, tienes cuchillos… y estas cosas pasan”.

Ehhhhh, claro Angelina, ¿a quién no le ha pasado.

 

Pero ojo, que el actor no era el único interés romántico de Angelina en ese tiempo: mientras ella salía y se acuchillaba con su novio, también había espacio para la modelo y actriz Jenny Shimizu, con quien mantuvo relaciones durante más de dos años.

Años más tarde, Angelina ha confesado que ella perfectamente se hubiera casado Jenny, pero, sin embargo, prefirió hacerlo con su pareja de ese entonces, Jonny Lee Miller, el de los cuchillos, quien parecía ser una opción más normal (?) en ese entonces.

 

El matrimonio con el actor ingles no duró más de 2 años, y el quiebre se debió básicamente a que pasaban drogados gran parte del día. La droga favorita de Angelina era el LSD.

A medida que avanzaba la carrera de Angelina en Hollywood, los gustos de Angelina se fueron ampliando un poco: “me gusta todo tipo de gente: hombres, mujeres, gordos, delgados. Lo que es un problema”, declaró por aquellos años.

Y al parecer, eran tan amplios sus gustos que incluso llegó a besar de forma muy sensual a su propio hermano durante una ceremonia de los Premios Oscar. Y eso no es todo, ya que luego declaró que “estaba enamorada de él”.

 

Ya en años 1999 conoce al actor Billy Bob Thornton; un excelente actor, pero seguramente el peor hombre para cualquier mujer: por ejemplo, cuando Angelina comenzó a salir con él, este se encontraba viviendo con su nueva pareja después de cuatro divorcios. Pero eso no fue un obstáculo para Angelina y comenzaron el romance. El resto de la historia es conocida: nombres tatuados, frascos de su respectiva sangre colgando del cuello… Y luego el divorcio, 2 años después, justo cuando pensaban en adoptar un niño de Camboya.

La vida siguió tranquila para Angelina, consolidada en su carrera cinematográfica y despreocupada del romance, aunque igual, los rumores iban y venían; como por ejemplo su affaire con Collin Farrell. Pero todo quedaba en nada, hasta que…

 

Sí, él.

Aparece Brad Pitt, pareja de Jennifer Ainston, con quien comienzan a salir a escondidas de la ex de friends.

Y después de eso, bueno, lo que todos saben: él se separa de Ainston, se casan, se convierten (nadie sabe cómo) en una pareja respetada en Hollywood, adoptan muchos niños de Africa, realizan muchos trabajos humanitarios, se juntan a comer con Bono, Mandela y el Dalai Lama; ella intenta ser directora de cine con horribles resultados, y el se sigue aprovechando de su amistad con buenos directores para salir en películas premiadas; luego vuelven a adoptar más niños de Africa, se convierten en la esperanza del mundo, en lo mejor que ha pisado la tierra, en un ejemplo de amor; etc, etc, etc….hasta que resulta que todo era una mentira y Brad tenía otras relaciones.

 

Y bueno lamentablemente, así es Hollywood.

De seguro Angelina podrá recuperarse, y si no, siempre tendrá a su hermano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *